info@chipstarespana.com

En 2013 comienza la aventura Chipstar. Un sueño ambicioso basado en una idea simple pero muy innovadora: difundir el concepto de una tienda que solo vende patatas fritas artesanas con deliciosas salsas.

El negocio, nacido del corazón de Nápoles, se vuelve un éxito rotundo con numerosas solicitudes de franquiciar este novedoso formato.

Chipstar reinventa el concepto de tienda de patatas y aquel sueño inicial de difundir el modelo de negocio de Chipstar por toda Italia se hace realidad.

FRANQUICIA MUNDIAL

A día de hoy Chipstar es una franquicia consolidada gracias a la pasión y al entusiasmo de un equipo de trabajo que siempre mira hacia el futuro. Un equipo de expertos está trabajando constantemente para asegurar que los establecimientos de patatas Chipstar implementan los altos estándares de calidad exigidos desde las oficinas centrales de Chipstar.

TRADICIÓN Y MODERNIDAD

Nuestras protagonistas son las patatas fritas artesanas, que son frescas, lavadas en tienda, peladas y cortadas por nuestra maquinaria moderna. Las patatas son fritas en aceites de excepcional calidad, aplicando el método tradicional holandés en la fritura, dándoles el carácter crujiente y consiguiendo un sabor impresionante. Todo esto es posible gracias a nuestras freidoras de última generación, capaces de mantener el aceite siempre a la misma temperatura, lo que nos permite garantizar un resultado de alta calidad.

Tenemos hasta 20 salsas diferentes desde la mayonesa clásica hasta salsas picantes, exóticas y sofisticadas. Además disponemos de las tradicionales chips elaboradas con la precisión de nuestra avanzada freidora que también se pueden disfrutar con nuestras salsas.

SANAS Y ECOLÓGICAS

Para freír las patatas utilizamos aceite virgen de altísima calidad y cumplimos con los estándares en reciclaje más exigentes. En Chipstar nos importa el medio ambiente por lo que el aceite utilizado que llega al final de su vida útil es reciclado para otros usos como la elaboración de jabones o biodiésel.